Simples oraciones

Vamos a ver cuáles son las funciones sintácticas que pueden aparecer en una oración.

Todos sabemos que en una oración tiene que existir obligatoriamente un VERBO en forma personal, que va a ser el NÚCLEO de esa oración.

También sabemos que toda oración consta de dos partes a una la llamamos SUJETO y a la otra PREDICADO. El VERBO estará en el PREDICADO.

(Pulsa para ver este docomento como word: nociones-de-sintaxis )

El  SUJETO va a ser un sintagma nominal (nombre o sustantivo, pronombre, infinitivo o elemento sustantivado) que concuerde con el VERBO en número y persona (recuerda que en español el verbo no tiene género). Para saber cuál es el sujeto de una oración cambiamos el verbo de número (si está en singular, a plural y viceversa) o de persona (de 3.ª a 2ª,…), y aquello que cambia, eso es el SUJETO (Si no cambia nada es posible que el sujeto esté elidido u omitido).

Ej: El detenido  carecía  de escrúpulos.

El verbo (carecía) está en singular. Si lo ponemos en plural (carecían), no podríamos decir *el detenido carecían de escrúpulos, sino que tenemos que cambiar un sintagma obligatoriamente: LOS DETENIDOS carecían de escrúpulos.

Lo que ha cambiado (el detenido, los detenidos) es el sujeto

Otro ejemplo:

En clase se dicen muchas tonterías.  El verbo es se dicen. Este verbo está en plural; si lo ponemos en singular (se dice), necesitamos cambiar algo (no se puede decir  *En clase se dice muchas tonterías). Al cambiar el verbo de plural a singular debemos decir En clase se dice alguna tontería.  El SUJETO será lo que ha cambiado (alguna tontería)

El sujeto NO lleva ninguna preposición. Tampoco los pronombres me, te, se, nos, os,… pueden ser nunca sujeto.

 

EL COMPLEMENTO DIRECTO. Al igual que el  SUJETO, es un sintagma nominal. A diferencia del sujeto, no presenta ningún tipo de concordancia con el verbo. El complemento directo forma parte del predicado. Este sintagma se puede cambiar por los pronombres lo, la, los, las, dependiendo de si es másculino (lo), femenino (la) o plural (los, las).

Compré dos tomates > los compré;  Tengo tres casas  >  las tengo

Llevaron la mesa > la llevaron;   Encontré un lápiz  >  lo encontré

Es un sintagma que no lleva preposiciones, a no ser que se refiera a personas, en cuyo caso será la preposición a..

No se dice *Vi Laura,  sino  Vi a Laura  >  la vi

Convocaron a los alumnos de bachillerato >  los convocaron

En cada oración solo aparece un complemento directo, a no ser que este vaya colocado delante del verbo, en cuyo caso aparecen dos (uno de ellos en forma de pronombre

No es correcto  *A Laura encontré en el patio,   sino

A Laura la encontré en el patio  (A Laura y la son lo mismo, dos complementos directos)

 

COMPLEMENTO INDIRECTO Como el complemento directo, es un sintagma nominal precedido siempre de la preposición a, es decir, es una construcción preposicional.

A diferencia del C.D., los pronombres átonos de tercera persona que lo sustituyen son le (singular) y les  (plural).  Ejemplos: Miguel escribió a su novia (la construcción preposicional a su novia puede ser sustituida por le) Miguel  le escribió;  Envió un aviso a los alumnos > Les envió un aviso.

Cuando el complemento indirecto se antepone al verbo, aparece duplicado: A los alumnos les gusta aprobar;  A su novia le decía cosas bonitas.

Los pronombres leles se transforman en se cuando aparecen delante de las formas pronominales del complemento directo (lo, la, los, las). Ej: Dio un abrazo a su amigo > *le lo dio > se lo dio.

NOTA: Las formas de los pronombre  me, te,  nos, os… de primera y segunda persona pueden ser complemento directo o complemento indirecto. Cuando nos encontremos con ejemplos de estos pronombres, para identificar cuál es la función que contraen es necesario sustituirlos por pronombres átonos de tercera persona.

A mí me entregó el paquete  >  A ella le entregó el paquete (C. indirecto)

A mí me encontró en la calle > A ella la encontré en la calle.

A ti te escuchará > A ella la escuchará

A ti te escribirá una carta  > A ella le escribirá una carta

 

ATRIBUTO

Veamos los siguientes ejemplos: Lucía parece feliz; Luján está contenta; Arancha es una buena alumna; Nuestra aula resulta fría.

Los sintagmas señalados en negrita son adjetivos o nombres. Estos sintagmas concuerdan con el sujeto en género y número (algunos adjetivos son invariables). También puede ser una construcción preposicional: La casa es de madera

Los sintagmas señalados se pueden sustituir por un pronombre átono neutro, lo (para masculino o femenino, para singular o plural). Alisson es estudiosa > Alisson lo es; Miguel y Alexander son alumnos >  Miguel y Alexander lo son.

En muchas ocasiones los sintagmas señalados en negrita pueden cambiarse por así. Lucía parece así;  Luján está así; Nuestra aula resulta así.

En todas las ocasiones nos encontramos con los llamados verbos copulativos: ser, estar, parecer o resultar.

 

COMPLEMENTO PREDICATIVO

Existen casos en los que también podemos ver una concordancia de un sintagma con el sujeto pero  sin ir con los verbos copulativos.

A las dos y media la clase quedó vacía; Pilar saltaba contenta; Arancha llegó la primera a clase; Génesis llegó cansada;  el profesor se marchó desilusionado

En este caso nos encontramos con verbos llamados predicativos. Los adjetivos o nombres subrayados en los ejemplos anteriores se pueden cambiar por así, pero no por loLa clase quedó así; Pilar saltaba así; Génesis llegó así,…

En estos casos nos vamos a encontrar con un Complemento predicativo

El complemento predicativo puede serlo también de un complemento directo, es decir, el complemento predicativo puede concordar también en género y número con el complemento directo.

Eligieron delegada a Olga; Noté enferma a Nicol; Encontré desganada a Mara; Kenza trae un jersey rojo.

En estos ejemplos, desganada, enferma, delegada o rojo concuerdan en género y número con los sustantivos a que se refieren: Mara, Nicol, Olga o jersey.

Si cambiamos el complemento directo por un pronombre átono (lo, la, los, las), este se antepondrá al verbo, mientras que el predicativo del complemento directo irá después del verbo:

La eligieron delegada; la noté enferma; la encontré desganada; Kenza lo trae rojo

Un participio (los participios equivalen a adjetivos)  también pueden ser un pvo. del cd.

La clase de lengua dejó dormida a Michelle > La clase de lengua la dejó dormida.

También un infinitivo puede ser un complemento predicativo (PVO) de un complemento directo (Oigo caer la lluvia > la oigo caer [no se puede decir *oigo caerla]), pero esto dejadlo para segundo de bachillerato o más tarde.

 

COMPLEMENTO CIRCUNSTANCIAL

Un adjetivo NUNCA puede ser un complemento circunstancial. Lo será un adverbio, una construcción preposicional, un sustantivo que indique tiempo,…)

En una oración puede aparecer un número ilimitado de circunstancias: Melinda estudia en casa con intensidad y constancia los lunes, jueves y viernes con Iván para formarse y para aprobar

En el ejemplo anterior los sintagmas subrayados nos indican un lugar (en casa), modo (con intensidad y constancia), tiempo (los lunes, jueves y viernes), compañía (con Iván), finalidad (para formarse y para aprobar)

Los complementos circunstanciales se pueden separar  y cambiar el orden: Los lunes, jueves y viernes, Melinda, para formarse y para aprobar, estudia con Iván en casa con intensidad  y constancia

Los complementos circunstanciales que indican lugar, tiempo, modo pueden cambiarse por adverbios que indiquen estas circunstancias: ahí, allí, ahora, mañana, luego, así,…

 

COMPLEMENTO DE RÉGIMEN

Su nombre completo es complemento de régimen preposicional, por lo que podemos encontrarlo con varias denominaciones (complemento de régimen, complemento preposicional o suplemento).

El c. de Rég. Está formado normalmente por la secuencia de una preposición y un sintagma nominal, es, pues, una construcción preposicional.

El complemento de régimen va a ir siempre con verbos que rigen (que necesitan) una preposición: [verbos pronominales] quejarse (de), arrepentirse (de), alejarse (de), ocuparse (de), atreverse (a), preocuparse (por), inmiscuirse (en), reírse (de), exponerse (a) … [verbos no pronominales] depender de, renunciar a, influir en, abusar de, carecer de, alardear de, acceder a, desconfiar de,…

El complemento de régimen es una función única: solo puede haber un sintagma que desempeñe esta función en cada oración.

Para identificarlo, el sintagma puede ser cambiado por eso, ello, él precedido de una preposición.  Los partidos hablan de las próximas elecciones > Los partidos hablan de eso;  Se quejaba de la comida > Se quejaba de eso;  Se preocupa por sus alumnos > Se preocupa por ellos; La delegada nos informa de las últimas decisiones > la delegada nos informa  de ello.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 1.º de Bachillerato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s