Nuevas batallas de la espada del Cid

Tizona, la legendaria espada que blandiera en sus correrías por tierras castellanas y feudos agarenos Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid Campeador (1048-1099), parece haber despertado estos días de su sueño de nueve siglos. Lo ha hecho desatando pasiones, mientras recorre un nuevo tramo de un intrincado trayecto testamentario de una década, que parecía no concluir nunca y que ahora, presumiblemente, llega a su fase final. Todo ello cuando persisten, aún, dudas sobre si el arma perteneció o no al caballero castellano. Algunos medievalistas señalan que se trata de un tipo de espada, no de una pieza singular, como lo fuera la célebre Colada del noble de Vivar.

Más de mil años después de dejar de servir a Rodrigo Díaz de Vivar, considerado su primer dueño, la Tizona, la histórica espada del Cid Campeador, ha sido protagonista de un largo pleito judicial al que ahora ha puesto fin el Tribunal Supremo. La sala de lo Civil ha determinado que José Ramón Suárez-Otero Velluti, XVI marqués de Falces, era el titular por herencia de la espada y podía disponer íntegramente de ella, como hizo al venderla en 2008 por 1,5 millones de euros. Los compradores, un grupo de empresarios burgaleses, la donaron luego a la Junta de Castilla y León.  1479905373_907155_1479906719_noticia_normal_recorte1http://cultura.elpais.com/cultura/2016/11/23/actualidad/1479905373_907155.html

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/10/13/madrid/1413226860_163141.html?rel=mas

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo 1.º de Bachillerato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s