Subordinadas adverbiales

sub advUna proposición subordinada adverbial es una proposición que, generalmente, funciona en la oración compuesta como un adverbio en la oración simple, es decir, como un complemento circunstancial de un verbo.
Las proposiciones adverbiales se dividen en:
* Adverbiales propias: Equivalen a un adverbio de lugar, de tiempo o de modo
* Adverbiales impropias: No se pueden cambiar por un adverbio. Estas pueden ser: condicionales, causales, consecutivas, concesivas, comparativas y finales.

Las adverbiales propias suelen ir introducidas por un adverbio relativo. Si estas proposiciones tienen antecedente expreso, son subordinadas adjetivas o de relativo. Dicho de otro modo, son adverbiales cuando no llevan antecedente.
Ej: La casa donde vivo tiene cuatro habitaciones (proposición subordinada adjetiva)
Donde vivo hay muchos árboles (proposición subordinada adverbial)

Adverbiales de lugar
Las proposiciones subordinadas de lugar funcionan como complemento circunstancial de lugar del verbo principal y pueden ser cambiadas por un adverbio de lugar ahí, aquí o allí. Donde tu vives, no hay ningún parque > Allí, no hay ningún parque.
El adverbio donde es un reladivo, de modo que desempeña dos funciones a la vez: la de elemento subordinante (hace que lo que va a continuación sea una proposición subordinada adverbial) y la de complemento circunstancial en el interior de la subordinada. Así en “donde tú vives”, donde será complemento circunstancial de vives;  estuvimos donde nos habían indicado.

Adverbiales de tiempo

Estas proposiciones funcionan como complemento circunstancial de tiempo y pueden ser sustituidas por un adverbio de tiempo: ahora, ya, entonces, antes, después.

Hizo los deberes cuando se acordó >  Hizo los deberes entonces; Ven a verme cuando acabes

Pueden ir introducidas por enlaces subordinantes muy variados: conjunciones, adverbios, relativos, locuciones: Tan pronto como, luego que, mientras (que), apenas, según (que), en cuanto, antes (de) que,  a medida que, al tiempo que, una vez que, antes de que, después de que, siempre que, cuando,… y bastantes más.

Cuando es un adverbio relativo. También desempeña en la subordinada que introduce la función de complemento circunstancial (de tiempo): Sacó el paraguas cuando comenzó a llover. En la subordinada cuando empezó a llover, cuando será complemento circunstancial.

Adverbiales de modo

Del mismo modo que las anteriores, también funcionan como complemento circunstancial. Equivalen a un adverbio de modo: así.

Lo hizo como le habían recomendado > lo hizo así.

El elemento subordinante  principal es el adverbio como, pero pueden aparecer otros nexos subordinadores: según (que), conforme, como para, según que,

como si,

El jefe de estudios lo sancionó según dice el reglamento; actuará conforme se presente la situación,…

El adverbio como es un relativo, por tanto tendrá una función en la proposición subordinada: complemento circunstancial de modo. Si existe algún antecedente (normalmente modo, manera o sinónimos), la subordinada es adjetiva (CN) y no adverbial (CCM).

La manera como lo hace resulta agotadora, en la que como lo hace es complemento del sustantivo manera

Ahora tienes que practicar. Vete haciendo estas oraciones adverbiales de cinco en cinco y entrégaselas a tu profesor para que te las corrija

(Las adverbiales impropias las veremos en otra entrada)

Anuncios

Deja un comentario

17 abril, 2013 · 13:01

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s