Archivo mensual: diciembre 2012

Felicidades

A todos aquellos a quienes no he podido felicitar personalemente estas fiestas, mis mejores deseos , esperando que se cumplan todos los que están en vuestras mentes. Que tengáis unos días felices (y que se extiendan durante todo el año) en compañía de vuestros seres queridos.

Os dejo algunas imagenes de la sesión matinal de los Trimestrales.

IMG_6849

IMG_6842IMG_6846IMG_6851IMG_6843IMG_6850

Anuncios

Deja un comentario

21 diciembre, 2012 · 18:52

La cueva de Salamanca

cueva-de-salamanca-1

Como señaláis casi todos en el trabajo sobre El manuscrito de piedra, el tema de la cueva de Salamanca ha dejado abundantes secuelas literarias en el Renacimiento, el Barroco y también en escritores románticos.

La mayoría señalais entre las secuelas la obra del año 1600 de Martín del Río De disquisitionum magicarum

La biblioteca digital Gallica nos ofrece una versión de Le recueil des hystoires de Troyez compuesta por el venerable Raoul Le Fevre, en 1464, quien atribuye fantásticamente a Heracles la fundación de una academia donde se impartían enseñanzas mágicas en una cueva de Salamanca.

También se señala en los trabajos al dramaturgo mejicano Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza (1581-1639), quien publica una obra titulada La cueva de Salamanca en la que relata que desde el siglo XIV se decía que ―un sacristán o un bachiller, o el propio diablo, según los más, daba lecciones de astrología, magia y ciencias ocultas . . . en la cueva subterránea de San Cebrián. Los alumnos tenían que ser siete; la duración de sus estudios, siete años. . . y por suerte era designado el que debía pagar al maestro. Si así no lo hacía, quedaba preso en la cueva.

La Historia_de_las_cuevas_de_Salamanca del caballero portugués Francisco Botello de Moraes i Vasconcelos publicada en 1734, que sitúa en la Cueva a dos personajes mágicos: la Madre Celestina y una demoniza, Mariálvara, con cuerpo de mujer y patas de cabra.

No podemos olvidarnos de Miguel de Cervantes autor de un entremés que tiene el mismo título, La cueva de Salamanca, y que puedes leer aquí

El romántico Sir Walter Scott en el largo poema narrativo The Lay of the Last Minstrel publicado en 1805, en el  canto Segundo,  XIII hace referencia a esta cueva cuando dice:

A wizard, of such dreaded fame,

Than when, in Salmanca’s cave,

Him listed his magic wand to wave,

The bells would ring in Notre Dame!

Puedes leer este canto segundo en The Lay of the Last Minstrel

Washington Irving en su narración El soldado encantado, incluido en sus Cuentos de la Alhambra dice: “La cueva de San Cipriano, en Salamanca, es un lugar del que muchos han oído hablar, pero cuyo emplazamiento exacto nadie puede afirmar con certeza cual era. En tiempos remotos vivió en ella un astrólogo, versado en las artes de la quiromancia y que, al decir de las gentes, tenía profundos conocimientos de todo cuanto a plantas medicinales se refería. Pero, desde hace ya siglos, está cerrada sin que a nadie le preocupe demasiado dónde se encontraba en realidad. Los viejos del país, sin embargo, afirman que la entrada a esa cueva se hallaba donde hoy se encuentra la plazoleta del seminario Carvajal, cerca de la cruz de piedra que se eleva en el mismo centro. Y esa tradición la confirma en cierto modo la siguiente leyenda. Escuchadla:

Hubo una vez en Salamanca un estudiante, alegre, pero muy pobre, que se llamaba Vicente, uno de esos que inician los estudios llenos de ilusiones y con muchas ganas de aprender, pero con ningún dinero en perspectiva y la bolsa vacía y, por eso, durante las vacaciones que les dan en la Universidad, van de pueblo en pueblo y de ciudad en ciudad, pidiendo a las buenas gentes y a los caballeros de generoso corazón, hasta reunir así, con constancia y humildad, las monedas que necesitan para poder seguir un nuevo curso.

Este que ahora nos ocupa nos lo encontramos, cuando comienza nuestra historia, a punto de iniciar una de esas correrías, llevando colgada a la espalda una guitarra…” Lee la leyenda El soldado encantado

José Luis Bernal cuenta la historia de esta cueva:

“La Cueva de Salamanca es un enclave legendario de la ciudad de Salamanca donde, según la leyenda, impartía clase el Diablo a un número reducido de alumnos, siete estudiantes que recibían sus enseñanzas durante siete años, tras los cuales el mejor de ellos era elegido para permanecer a su servicio. Allí se estudiaban las artes oscuras, nigromancia y brujería. Se cuenta que esta cueva poseía una escalera que llevaba hasta el mismísimo infierno.

La Cueva de Salamanca está considerada como un lugar de encuentro con el diablo. Es el lugar más misterioso y enigmático de la ciudad, ese rincón oscuro en el que las brujas de Salamanca hacían sus pócimas para sanar el alma y el cuerpo. Tal como recoge en libros de los siglos XVIII y XIX, esta gruta, construida sobre la antigua iglesia de San Cebrián, también era el lugar en el que mismo Lucifer adiestraba a sus alumnos, siete jóvenes estudiantes que gustaban de la magia negra y que permanecían durante siete años a las órdenes del Señor de las Tinieblas. Entre ellos, el famoso Marqués de Villena, ese hombre extraño y misterioso que al huir del demonio perdió la propia sombra, de modo que vagaba por las callejuelas de la ciudad sin ella.

¿Qué es lo que realmente pasaba en esta cripta antes de que Isabel la Católica mandara tapiar la puerta de entrada y sus piedras fueran reutilizadas en la construcción de la Catedral Nueva en el Siglo XVI? Muchas fueron las personas perseguidas por la Inquisición por acudir a ella, a pesar de poder ser ajusticiado en el caso de ser sorprendido allí por el Santo Oficio.

Dicha cueva se corresponde con lo que fue la cripta de antigua y perdida iglesia de San Cebrián.”1251917731-m_image070

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Participios irregulares

Como corromper (corrompido y corrupto), unos setenta verbos tienen dos participios: uno regular —terminado en –ado, -ido— y otro irregular —en -to, -so, cho—. Por ejemplo: atender (atendido y atento), abstraer (abstraído y abstracto), convencer (convencido y convicto), despertar (despertado y despierto), elegir (elegido y electo), insertar (insertado e inserto), prender (prendido y preso), recluir (recluido y recluso), sujetar (sujetado y sujeto), teñir (teñido y tinto) y torcer (torcido y tuerto). Lo general es que la forma regular funcione como verbo y se emplee en los tiempos compuestos, la pasiva con ser y algunas frases verbales; mientras que la irregular funcione solo como adjetivo. Tres verbos se exceptúan de esta norma: freírimprimir proveer.huevofrito

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

¿Qué sé del se?

valores+seLa palabra se con solo dos letras es algo que nos complica un poco la vida cuando tenemos que realizar anális sintácticos. ¿Forma parte del verbo? ¿Es complemento directo? ¿Nos encontramos ante una acción recíproca? ¿Qué hace aquí?, pero si este se sobra,… Si pulsas en el enlace que va a continuación podrás ver los diferentes   VALORES DE SE  

Tanbién puedes ir estudiando los valores de esta partícula de una manera independiente:

Variante de le;     Reflexivo;     Recíproco;   Enfático;     Parte del verbo;   Pasiva refleja;   Impersonalizador

También te puede ayudar este otro enlace

Realiza  un poco de práctica Ejercicios con se

Si te surge alguna duda mientras lees estos apuntes, plantéasela a tu profe de Lengua

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría